lunes, 7 de abril de 2008

Las alas del súbdito. 2002

Página del Portal José Zuleta
.
LAS ALAS DEL SÚBDITO
José Zuleta
2002
Premio Nacional de Poesía
Carlos Héctor Trejos.
Ríosucio, Caldas, Colombia
.
(Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
.
Carátula
.

Contracarátula
---

DETALLES EDITORIALES
Las Alas del Súbdito, 2002, Primer PREMIO NACIONAL DE POESIA “CARLOS HÉCTOR TREJOS” . Casa de la Música y las Artes. Alcaldía de Río Sucio, Caldas. Primera edición: Diciembre de 2.002. 14.1 x 21.1 cms. 108 páginas ( De la 13 a la 66 corresponde a “Las alas del súbdito”) .
+++

Premio Nacional de Poesía Carlos Héctor Trejos
ACTA DE JURADO (Fragmento)
El Jurado del Premio Nacional de Poesía Carlos Héctor Trejos, reunidos el día 29 de octubre de 2002, para efectos de la lectura y deliberación de los 136 trabajos presentados, llegó a las siguientes conclusiones.
La poesía que participó en el concurso destaca por las siguientes constantes: sensibilidad espontánea, naturalismo, arraigamiento en el entorno mítico, desenfado, humorismo, apropiación de lenguajes diversos. Se observan, antes que enunciaciones homogéneas, tonos y ejecuciones personales.
Junto a esta realidad se registran también otras: una marcada visión comarcal del mundo, sentimentalismo, ejercicio de lenguajes tradicionales ya superados (parnasianismo, modernismo, costumbrismo) y utilización de propuestas vanguardistas mal utilizadas. Es posible observar, además, el desconocimiento de fuentes bibliográficas y de reglas básicas de composición y ortografía.El jurado desea, por último, resaltar que este tipo de convocatorias son oportunas y valiosas para afianzar y proyectar la expresión poética del país, y que su continuidad es necesaria.
Por unanimidad hemos otorgado el Primer Puesto del Premio Nacional de Poesía Carlos Héctor Trejos al libro Las Alas del Súbdito , firmado con el seudónimo "El pez que ríe".
Las Alas del Súbdito indaga en voces, símbolos y visiones de la experiencia vital e intelectual de un poeta, a través de un lenguaje sustantivo y directo, distante del retoricismo, que recrea una atmósfera cotidiana; es musical y rítmico, con una plástica figurativa y un pensamiento que dilucida en el sentido de la pérdida y de la muerte.
El segundo puesto se le otorga al libro “Diario de a bordo” firmado por el seudónimo de “Endora”* caracterizado por una fuerte unidad temática.
JOSE GABRIEL BAENA, Medellín
FERNANDO LINERO MONTES, Bogotá
ROBINSON QUINTERO OSSA, Rionegro.
---
* Nota: Adalberto Agudelo Duque de Manizales (páginas 67 a 72 del libro)
+++
LAS ALAS DEL SUBDITO. José Zuleta. Primer puesto
Palabras del Autor al recibir el premio.

Ganar el primer concurso nacional de poesía convocado por la casa de la música y las artes de Riosucio, es un acontecimiento trascendente para mi vida.
La poesía ha estado presente en la trayectoria de mis mayores y fue desde el origen mismo de mis días, la música y la palabra sagrada con que se designaba el mundo.
Procedo de una familia en la cual las letras y las artes siempre han sido valoradas como el mayor y más respetable oficio.
Perseverar en la senda de mis mayores, en un ámbito y en una época tan adversa a la poesía, en medio del ruido aterrador de los comerciantes y los guerreros, buscando sentidos y descubriendo felicidades, o instantes luminosos del mundo, es un camino y una elección difícil y anacrónica.
El mundo que nos rodea, no es el mundo de Dante, no es el mundo de Barba Jaco, no es el mundo de Aurelio Arturo. El mundo que nos rodea es el mundo de los productos.
La frivolidad triunfa, la masificación de la estupidez es una terrible realidad. Nuestros días transcurren como espectadores de un teatro con tres grandes escenarios: Los protagonistas de Novelas, Las guerras y el crimen, el fútbol y las reinas.
Si sumáramos las horas y los espacios que dedican los medios de comunicación a la transmisión y difusión de estos grandes protagonistas de la cultura actual, entenderíamos que la poesía y el arte, son como luces agonizantes en medio del festín de los medios y el esplendor ruidoso de la frivolidad.
Sin embargo no sucumbiremos ante la aplastante y siempre mayoritaria voz de los negocios.
Un alto designio que ha rebasado tres generaciones y dos siglos me dice que las letras y el arte deben ser la razón de mi ser.
Mientras brillen las tímidas luces que hacen posible el arte y la poesía, mientras sea posible atender una tarde conmovidos y felices como el primer día, mientras sigan firmes las ideas dentro de la belleza y sean parte de ella, seguiremos buscando, construyendo con palabras y música el mundo que tenemos, el mundo que valoramos: el de Raúl Gómez Jattin, el de Aurelio Arturo, el de Dulce María Loynaz y el de todos los que pueden ver el valor y el sentido de la existencia en todas las cosas, los seres y los acontecimientos, así sean luces en el cielo, ondas en un estanque o flores sobre el pavimento.
La poesía es la lámpara del genio, que al ser frotada nos mostrará lo invisible, nos dejará saber sutiles verdades y construirá según el capricho de quien la hace, un mundo de sonidos e imágenes que transforman e interpretan lo que sucede, lo que ha sido, y que algunas veces lo hacen más verdadero, más bello, o también más doloroso.
Al ganar este premio he alcanzado también el único título que poseo.
Seguramente mis días por venir estarán en gran parte dedicados a honrar esta distinción y a crear y cuidar lo que esta noche, aquí gracias a ustedes ha comenzado.
José Zuleta.
+++
POEMAS (algunos)
Bocas de Satinga (Pág. 21)
.
La selva se desgrana por hilos de arcilla y agua.
En lentas balsas bajan las trozas buscando el mar.
Sobre la balsa que se desliza en la corriente
hay encendida una hoguera,
los leños de mangle están húmedos y el humo envuelve
las fantasmales formas de los bogas.
En la marmita de peltre se calienta el café,
llueve, llueve el aire ...
Se respira el agua ... la balsa avanza.
Chaquiro, Sajo, Amarillo, Cedro, Tangare,
Comino, Flor Morado y Chanúl.
Tantos años erguidos, como casa de pájaros,
camino de ardillas, trapecio de micos,
sombras de orquídeas, filtros de luz ...
La balsa avanza en un cortejo fúnebre
hacia Bocas de Satinga.
+++++
-
RECETA (Pág. 29)

Perfumas el aceite de oliva con el ajo
luego lo tiñes con el pimiento rojo.
Tomas el mero blanco, fresco y
lo sellas en el caldero ardiente.
Como una leve lluvia verde
dejas caer los hilos de romero
sobre el blanco dorado del filete.
No muy hecho, lo retiras del fuego...
Se deja reposar...
Acompañado acaso por tomates maduros y
unas hojas de rúgula lo llevas a la mesa,
y allí, el mar, el fuego y la montaña
entrarán con sus jugos y perfumes a tu existencia.
...
---
...
+++
Para regresar al CONTENIDO, <--- click allí o en: José Zuleta ( http://josezulor.blogspot.com/ )
+++
Actualización: Abril 7, 2008

1 comentario:

sharapova dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.